¡ENVÍOS A TODA LA PENÍNSULA!    MINIMO 24HS DE ANTELACIÓN

0

Tu carrito está vacío

abril 15, 2019 2 Tiempo est. de Lectura 0 Comentarios

Apenas han brotado los primeros días de Primavera y ya podemos identificar ese olor tan característico e inconfundible de la flor que por excelencia es la favorita de casi todos vosotros: la peonia.

La peonía está entre las especies de flor más usadas en la cultura ornamental y se identifica como uno de los elementos emblemáticos de China. En muchas zonas de Japón, se dice que la peonia es "el primer ministro" de las flores; y sin duda nos parece una sentencia muy adecuada; no solo por su gran belleza ni su espectacular olor, si no también por las propiedades curativas que contiene su raíz, muy a menudo usadas por esta cultura para tratar convulsiones, además de para alimentarse o curar síntomas del asma.

A pesar de su origen asiático, actualmente podemos encontrarlas en prácticamente cualquier zona del mundo, por supuesto en épocas del año en las que la temperatura y el clima sea templado, y siempre con más tendencia a las temperaturas altas y no viceversa.

Estas son solo algunas de las características que hacen que la peonia nos tenga robados a todos un trocito de nuestro corazón, y es por ello por lo que cuando recibimos un ramo de estas, intentamos que su periodo de vida se alargue lo máximo posible. Sois muchos los que cada vez que recibís una caja o un ramo de peonías, nos pedís que os pasemos una lista de consejos para poder hacer esto posible, así que hemos decidido reunir algunos de ellos en este post:


Evita poner tu ramo de peonías cerca de la fruta, ya que esta desprende un gas que hace que las flores se marchiten con más rapidez. Córtales el tallo en diagonal cada dos días y aprovecha para cambiarles el agua. Acuérdate de limpiar los tallos de algunas de sus hojas, ya que además de sanear el ramo, evitas que el agua del jarrón se consuma con más facilidad, y por supuesto... no tengas miedo en quitar los pétalos que ya estén marchitos, ya que de lo contrario estás generando que se acelere este proceso.

Y recuerda... aunque la flor es un elemento perenne... el sentimiento que despierta al recibirlas es inmortal.